Salto de Pozán del Vero

En la Sierra de Guara, a 15 minutos de Alquézar en coche, descubrimos un tesoro para los días de calor: El salto de Pozán del Vero.

Aunque su origen no es del todo natural, ya que su cascada se formó tras la construcción de un antiguo «azud» o muro de piedra que sirviera para reconducir el agua y utilizarla para riego, su paraje es perfecto para pasar un rato, refrescarse y relajarse.

Los días de verano e intenso calor se encuentra más concurrido, por eso recomendamos ir entre semana o acudir temprano.

Para llegar se puede dejar el coche en un pequeño aparcamiento que hay justo encima de la poza. Os dejamos las indicaciones de Google maps para llegar fácilmente hasta el salto de Pozán del Vero.

Fotos: Tomás Lozano, Ascensión Rodríguez

Entrada anterior
Excursión desde Alquézar al puente de Fuendebaños
Entrada siguiente
Alquézar, candidata a Mejor Pueblo Turístico

Alojamiento para todos los presupuestos en Alquézar, Huesca.

Menú